RETOS ENERGÉTICOS PARA EUROPA Y ESPAÑA

La Unión Europea depende de importaciones energéticas que actualmente se sitúan por encima del 53% de su consumo total y que, en el mejor de los casos, seguirán siendo superiores al 50% en las próximas décadas. Lo que genera inseguridad para los intereses económicos y el bienestar de los ciudadanos europeos. Situación que es mucho más desfavorable en el caso español (73% de dependencia de importaciones en 2015 y 69% previsto para 2030). Lo que refuerza la importancia de esta dependencia/inseguridad para España.

Ver artículo completo en pdf