TRABAJO PARA UNA VIDA DIGNA

iglesias101215

La democracia española tiene en el paro uno de sus principales problemas, que se ha visto agravado con la crisis y también con las políticas desarrolladas por el Gobierno de Mariano Rajoy. Las consecuencias, tan negadas por el Gobierno como conocidas y sufridas por los ciudadanos, son evidentes:Casi cinco millones de españoles en paro y otros tantos en la economía sumergida.

  • Reducción de los salarioscerca de un cinco por ciento, desde que gobierna el PP, y caída del poder adquisitivo a niveles de principios de los 90.
  • Más de 2,5 millones de trabajadores pobres.
  • Precariedad: 9 de cada 10 contratos que se firman son temporales y con una duración media de menos de 54 días.
  • Abuso laboral: cada semana en España se realizan más de 10 millones de horas extraordinarias ilegales, la mayoría de las cuales ni siquiera se cobra.
  • Ruptura de la negociación colectiva: con una reforma laboral que da el poder a los empresarios se ha pasado de casi once millones de trabajadores protegidos por la negociación colectiva a menos de seis millones.
  • El paro juvenil más alto de la Unión Europea y exilio económico de más de 400.000 jóvenes que han tenido que abandonar España porque no hay ni oportunidades ni empleo.
  • Mayor brecha salarial de la UE entre los que más ganan y los que menos. Y una brecha salarial entre mujeres y hombres del 24 por ciento.

Frente a esta realidad, en esta campaña electoral son pocas las fuerzas políticas que están realizando un planteamiento integral para solucionar el paro estructural que existe en la sociedad española. Por ese motivo, y porque es importante que los ciudadanos tengan la mayor información posible antes de votar, hay que destacar el compromiso del PSOE en esta materia, donde hacen una apuesta decidida por promover empleos de calidad que garanticen una vida digna, aumentar las oportunidades para los jóvenes, y garantizar de forma real y efectiva la igualdad de género en el empleo.

En un país, donde el Gobierno del PP ha reducido un 40 por ciento los fondos destinados a políticas activas de empleo. En un país, donde se ha pasado de un gasto medio de 1.300 euros por desempleado/año en 2011 a 700 euros/año. En un país, donde hay casi tres millones de trabajadores en desempleo con un nivel de estudios tan bajo que necesitarán formarse y reciclarse profesionalmente como única forma de tener esperanza de encontrar un trabajo. ¿Qué propone el PSOE?

Lo más destacado desde mi punto de vista es:

  • Derogar con carácter inmediato toda la reforma laboral del PP, que estableció un modelo de empleo precario, de bajos salarios, de despidos baratos y un sistema de relaciones laborales sin equilibrio de poder entre trabajadores y empresarios. Y sustituirla por una norma dialogada con los agentes sociales.
  • Elaborar un nuevo Estatuto de los Trabajadores como carta de derechos e igualdad en las relaciones laborales.
  • Recuperar la fortaleza de la negociación colectiva como instrumento de igualdad.
  • Subir el salario mínimo interprofesional hasta los 1.000 euros, para que alcance, en el término de dos legislaturas, el 60 por ciento del salario medio neto, que es la cuantía que señala la Carta Social Europea como retribución mínima suficiente.
  • Tres modalidades de contrato de trabajo: un contrato de trabajo indefinido para la cobertura de puestos de trabajo estables; un contrato de trabajo temporal para la cobertura de puestos de trabajo temporales (no más de un año, aunque la negociación colectiva lo podrá extender a dos); y un contrato de relevo y para la formación.
  • Garantizar la igualdad entre mujeres y hombres en el acceso, mantenimiento y promoción en el empleo.
  • Promover unos horarios laborales que permitan una conciliación efectiva de la vida laboral y familiar.
  • Poner fin a la figura de los falsos autónomos y terminar con las becas que encubren verdaderos contratos de trabajo.
  • Eliminar el prestamismo laboral y hacer efectivo que los trabajadores contratados por las empresas de servicios cobren lo mismo que los que realizan el mismo trabajo que ellos, pero contratados por la empresa principal.
  • Regular de nuevo el trabajo a tiempo parcial.
  • Modernizar la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para luchar contra la economía sumergida, hacer realidad el Estado de derecho en los centros de trabajo y velar por empleos de calidad.
  • Una nueva Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social, adaptada a combatir la precariedad
  • Reformar el sistema público de empleo, impulsando las políticas activas y pasivas de empleo y transformando de raíz el sistema de formación. Cada persona desempleada tendrá una atención única e integral, en la que se realizará un seguimiento de su caso desde el primer momento.
  • Implantar políticas de activación económica, dirigidas a aquellos colectivos más vulnerables económicamente, especialmente las personas en situación dedesempleo mayores de 45 años.
  • Recuperar el subsidio para personas desempleadas mayores de 52 años en las condiciones preexistentes antes de la entrada en vigor del RDL 20/2012.
  • Desarrollar el Plan de Garantía Juvenil como instrumento fundamental de activación para la juventud desempleada.

Estas son algunas de las propuestas. Y ante las mismas, cada ciudadano debe plantearse algunas preguntas, entre las que pueden estar: ¿son propuestas realizables? ¿Son mejores que las de otras fuerzas políticas? ¿Tiene este partido las personas cualificadas para llevarlo adelante? ¿Son propuestas que benefician a la sociedad en su conjunto y a ti como persona? ¿Me puedo fiar? ¿Confió más en este partido que en otros? Si las respuestas son mayoritariamente afirmativas, ya tienes unos cuantos motivos más para votar. Pero sobre todo, ya tienes algunos motivos más para decidir cómo quieres que sea tu presente y el futuro de las próximas generaciones.

Si como dijo Rousseau, “el derecho de voto es un derecho que nada ni nadie puede quitar a los ciudadanos”. No vayas a quitártelo a ti mismo. Decide.