MANIFIESTO POR LA HISTORIA

Jo Guldi y David Armitage (Crítica de César Luena)