NECESITAMOS REGLAS CLARAS Y DEBATES PERTINENTES

José Félix Tezanos

Una buena democracia se caracteriza, entre otras cosas, por tener reglas y procedimientos de elección y representación claros y eficientes, que permitan reflejar y traducir correctamente la voluntad popular, y formar gobiernos de manera ágil y concordante con dicha voluntad mayoritaria.

A su vez, en una democracia coherente también es fundamental que los debates políticos tengan la debida altura y pertinencia, que se centren en las cuestiones que realmente preocupan a los ciudadanos y que permitan que estos puedan conocer de manera clara y no vicariada qué es lo que piensan y proponen los principales actores de la vida política. Especialmente los partidos y sus líderes.

Ver artículo completo en pdf