LOS “GRUNDRISSE” DE MARX Y LA “FILOSOFÍA DEL ESPÍRITU OBJETIVO” DE HEGEL

Gustavo Bueno Martínez