OPORTUNIDAD PERDIDA PARA EL FC BARCELONA

iglesias130716

Todavía están a tiempo de un comportamiento ejemplar. Qué bonito hubiera sido, que aprovechando la condena de Messi, el FC Barcelona y todos los club de futbol hubieran lanzado una campaña de pedagogía fiscal, resaltando la importancia de los impuestos para la sociedad. Con la repercusión que tienen las estrellas de futbol, se realizarían anuncios y distintas actividades poniendo en valor el artículo 31.1 de la Constitución, que dice que “todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá que ser confiscatorio.” Todavía se puede hacer, aunque algunos dirigentes de clubes debieran reconocer equivocaciones y rectificar su comportamiento.

Mientras llega, hay que decir que la reacción de la directiva del FC Barcelona ante la condena de Leo Messi, a 21 meses de prisión y multas por valor de más de dos millones de euros, por tres delitos contra la Hacienda Pública, es más propia de hinchas que de dirigentes de una de las instituciones deportivas más importantes del mundo. A estas personas se les exige responsabilidad y ejemplaridad, algo que no están teniendo y que afecta gravemente a la reputación de un club que permanecerá cuando ellos ya se hayan ido.

Que el Presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, diga en un tuit:“Leo, quien te ataca a ti, ataca al Barca y a su historia. Nos vamos a defender hasta el final. ¡Siempre juntos!”; le inhabilita para el cargo, al ignorar deliberadamente que por encima de la ley no hay nadie en un Estado de Derecho, por muy futbolista que se sea. Puede entenderse la preocupación de un club por un futbolista importante, pero por encima de cualquier jugador está institución y su buen nombre. Lo que ahora se llama reputación.

Por eso, es importante que alguien lea los 58 folios de la sentencia a la directiva del FC Barcelona. Encontrarán frases como:

  • “Este Tribunal comparte las objeciones que en esta última sentencia se hacen sobre que la expresión de ignorancia deliberada no resulta ni idiomática ni conceptualmente adecuada, porque es obvio que quien deliberadamente hace algo, es porque lo sabe”.
  • “Según informan los inspectores de la Agencia Tributaria, el jugador vio en dos ejercicios cómo su declaración del IRPF le salía negativa: la de los años 2007, en -808,05 euros y 2009, en -7.210,86 euros, circunstancias extremadamente llamativa si tenemos en cuenta los cuantiosos ingresos que estaba percibiendo, no sólo como jugador del FC Barcelona, sino por la explotación de sus derechos de imagen…”.
  • “Quien ha tratado de eludir la norma, por el camino que sea, no puede resultar beneficiado por ello, amén de que con la impunidad en esos casos se dirige a la ciudadanía el mensaje de que es preferible inhibirse a preocuparse. Todo lo anterior lleva a considerar doloso, por dolo eventual, el comportamiento de Lionel Messi y, por tanto, se le considera autor del delito del artículo 305 C.P. por el que viene acusado, de conformidad con el artículo 28 C.P”.

A lo mejor así, reflexionan y se dan cuenta de una realidad que está bastante alejada de las ensoñaciones de conspiración. Porque es grave, que lejos de rectificar, continúen equivocándose, ahora con una campaña iniciada por la institución, es decir, el FC Barcelona, con el lema TodosSomosLeoMessi, que no solo sonroja y es inoportuna, sino que demuestra que los directivos de ese club de futbol no están la altura de lo que actualmente se exige en lo que se conoce por gobierno corporativo.

Directivos del FC Barcelona, Errare humanum est, sed perseverare diabolicum. Acusar a la justicia de saltarse la ley es muy grave y tienes que demostrarlo. Declaraciones como las realizadas por el portavoz del club, diciendo que “ha habido escarnio y ensañamiento con Leo Messi” son de juzgado de guardia. Pero además, lanzan a la opinión pública una imagen de poca ejemplaridad por parte de una de las instituciones deportivas más importantes del mundo.

Es preciso que se abandone la demagogia es este asunto, porque es de importancia vital para la sociedad. El propio protagonista, Leo Messi, debería ser quien pidiera al FC Barcelona retirar esta campaña, si no lo hace el club. Hay que aprovechar esta sentencia para lanzar a la sociedad un mensaje en positivo sobre el Estado de Derecho donde vivimos.

El FC ha perdido una oportunidad, pero está a tiempo de rectificar para que el único fallo sea el de una sentencia que dice:

“Que debemos CONDENAR Y CONDENAMOS A LIONEL MESSI CUCCITTINI COMO AUTOR DE TRES DELITOS CONTRA LA HACIENDA PÚBLICA de los artículos 305 y 305 bis C.P., con la concurrencia de la atenuante del artículo 21,5 C.P. como muy cualificada , a las siguientes penas:

POR EL DELITO DE DEFRAUDACIÓN EN RELACIÓN AL IRPF DEL EJERCICIO 2007, a la pena de 7 meses de prisión, multa de 532.313,31 euros, con 90 días de responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago y pérdida de la posibilidad de obtener subvención o ayudas públicas y del derecho de gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social, por un plazo de 1 año.

POR EL DELITO DE DEFRAUDACIÓN EN RELACIÓN AL IRPF DEL EJERCICIO DE 2008, a la pena de 7 meses de prisión, multa de 792.300 euros, con 90 días de responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago y pérdida de la posibilidad de obtener subvención o ayudas públicas y del derecho de gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social, por un plazo de 1 año.

POR EL DELITO DE DEFRAUDACIÓN EN RELACIÓN AL IRPF DEL EJERCICIO 2009, a la pena de 7 meses de prisión, multa de 768.387,70 euros, con 90 días de responsabilidad personal subsidiaria en caso de impago y pérdida de la posibilidad de obtener subvención o ayudas públicas y del derecho de gozar de los beneficios o incentivos fiscales o de la Seguridad Social, por un plazo de 1 año”.

Como dijo Confucio en Los Cuatro Libroslos que tienen cuidado se equivocan pocas veces”.