“NO QUEREMOS VIVIR PEOR QUE NUESTROS PADRES”

Los profesores Alain Touraine y José Félix Tezanos ya nos anunciaban hacen tiempo posibles estallidos generacionales debido a que se estaba produciendo por primera vez una “movilidad social descendente” y los jóvenes no se iban a quedar quietos. Son conscientes de las dificultades que tienen para encontrar empleo, vivienda así como para formar una familia, y esta reforma laboral ha sido ya demasiado.

El gobierno de Sarkozy no entiende por qué los jóvenes se movilizan por algo que les queda tan lejos, pero la realidad es que esta reforma también les afecta a ellos “si la gente se jubila más tarde no habrá trabajo para ellos”.

La imagen que se da intencionadamente de estos jóvenes es la de vándalos que se enfrentan a la policía y rompen escaparates, y evidentemente que los hay pero ¿y todos esos jóvenes que lo hacen pacíficamente y que en numero son más importante que los anteriores? Hay que tomarse muy en serio estos estallidos puesto que de momento se están produciendo en el centro de las ciudades pero en el momento en el que se unan los jóvenes de la “banlieu” se agravarán.

Hay una frase de un estudiante francés que resume muy bien por qué se movilizan: “no quiero ser un estudiante a los 20, un parado a los 25 y un precario a los 62.