MÁS DE DOS MILLONES DE NIÑOS ESPAÑOLES BAJO EL UMBRAL DE LA POBREZA

Los datos ofrecidos por Unicef no son nuevos. Estudios realizados por el GETS y por la propia Fundación Sistema ya venían destacando el deterioro acelerado de la situación de la infancia en España. Asimismo estos estudios alertaban del crecimiento exponencial de las desigualdades y la pobreza que se está produciendo en nuestro país fruto de la aplicación de políticas económicas de austeridad y de recortes sociales, que multiplican los problemas de escasez y de pobreza en una situación de crisis económica y paro abultado como la actual.

El hecho de que en un país como España, que ha alcanzado una renta per cápita de más de 30.000 dólares y que, por lo tanto, es un país bastante rico, haya un 27% de niños que viven en condiciones de pobreza, y que en los comedores de los colegios se haya negado la comida a quienes no pueden pagarla, es algo que lleva a un país a la indignidad más absoluta.

Conviene señalar que la deriva más ascendente que están experimentando los datos de crecimiento de las desigualdades y de aumento de la pobreza se están produciendo con Gobiernos con escasa sensibilidad social, sobre todo el actual Gobierno del PP que ha puesto en marcha un asedio y desmantelamiento del Estado del Bienestar, se aplica, como si fuera el mejor alumno de la escuela de Chicago, en políticas fiscales cada vez más regresivas y hace contrarreformas del mercado laboral que solo traen más paro, más precariedad y mayores cotas de desprotección social.