¿LOS ESPAÑOLES CREEN QUE LA CONSTITUCIÓN NECESITA CAMBIOS?

Los ciudadanos, cada vez son más conscientes del deterioro de las instituciones, y de la necesidad de realizar reformas constitucionales precisas para lograr que el funcionamiento del Estado atienda adecuadamente el interés general de los españoles. Aferrarse al inmovilismo, como están haciendo algunas fuerzas políticas, es temerario e irresponsable, para nuestro sistema democrático y para el bienestar de la población.

Pero además, ese inmovilismo, va en contra de la opinión mayoritaria de los españoles a los que deben representar. Porque, siete de cada diez españoles opina que la Constitución necesita ser reformada en estos momentos.

 

Las democracias, tienen que adaptar sus normas a los cambios que se van produciendo en las sociedades, para continuar con éxito su camino de libertad, igualdad y convivencia. Adapta la Carta Magna, a la nueva España que se ha venido construyendo en democracia y a la España que se quiere erigir para las próximas décadas, es el reto.

Ante la pregunta del CIS, de si en estos momentos sería necesario reformar o modificar la constitución de 1978, la respuesta es rotunda por parte de la sociedad española: siete de cada diez ciudadanos afirman que es necesario reformar la Constitución. Y establecen el espacio temporal para esa reforma en el presente, con la expresión “en estos momentos”.

Esta realidad, contrasta con dos hechos. El primero, la necesidad de amplias mayorías para realizar reformas en la Carta Magna. El segundo, un Parlamento fragmentado donde muchas fuerzas políticas están anteponiendo su interés partidista por alcanzar el poder y deteriorar al gobierno, que la consecución de acuerdos que garanticen la reforma constitucional.

En este sentido, si se observa la opinión de los ciudadanos teniendo en consideración la variable del voto, de los cuatro principales grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados, los votantes de Unidos Podemos y de Ciudadanos son los que ven más necesaria la reforma con porcentajes del 89,3 por ciento, y del 78,5 respectivamente. Mientras los votantes del PSOE afirman que hay que reformar la Constitución un 69,8 por ciento, y los del PP un 53,3 por ciento, el nivel más bajo entre todas las fuerzas parlamentarias.

A lo anterior, hay que añadir que las personas que en mayor porcentaje consideran que hay que reformar la Constitución, son las que tienen entre 35 y 44 años, con un 78,4 por ciento; las que tienen estudios superiores, 81,1 por ciento; las clases altas/media-alta, con un 79,4 por ciento; y los que se auto ubican en la izquierda.

En sentido contrario, los ciudadanos que consideran que no hay que reformar la Constitución, en mayor porcentaje, son los mayores de 65 años con un 19,1 por ciento que así lo considera; las personas sin estudios, en un 21 por ciento;  las viejas clases medias, en un 17,7 por ciento; y las personas auto ubicadas más en la derecha.

La pregunta inicial era si los españoles creen que la Constitución necesita cambios. La respuesta, es mayoritariamente afirmativa. Pero en el contexto actual, y con la actitud de algunas fuerzas políticas, frente al inmovilismo la vía que puede salir adelante es la de posibles reformas parciales de la Constitución.

Sea cual sea el camino, las reformas deben empezar a producirse ya.