LAS ELECCIONES DEL 20 DE DICIEMBRE: TENDENCIAS, SORPRESAS, FRUSTRACIONES Y EXPECTATIVAS

Pulso_T254-255

Los resultados de las elecciones del 20 de diciembre marcan el inicio de una nueva etapa en la historia de la democracia española. Después de un período de bastante estabilidad institucional y de funcionamiento eficaz de las alternancias de gobierno, sustentadas en mayorías electorales reales, el ciclo que ahora comienza va a estar caracterizado –plausiblemente– por mayores debilidades e inestabilidades.

En poco tiempo hemos pasado de ser un país en el que existían dos grandes partidos con capacidad para ofrecer alternativas viables de gobierno, a ser un sistema multipartidista en el que cuatro partidos se disputan –y reparten– el grueso de los escaños, sin que ninguno de ellos llegue a superar el 28% de los apoyos en las urnas, ni el 35% de los escaños. Algo a todas luces insuficiente para gobernar con un minímo de estabilidad.

Ver artículo completo en pdf