LA NECESARIA ARMONIZACIÓN FISCAL EN LA UNIÓN EUROPEA

Ante un crecimiento económico mediocre del conjunto de economías de la Unión Europea, ante la imposibilidad de suavizar el ciclo y solventar los choques macroeconómicos asimétricos en la Unión, los ingresos fiscales constituyen una política muy potente para salir de la crisis económica, y para apostar por un crecimiento más incluyente.

Es decir, la política tributaria común –eficiente,justa y suficiente− se puede convertir en uno de los elementos fundamentales de la Unión fiscal, de la financiación de la inversión pública, así como, una fuente para desarrollar la política redistributiva que compense a los perdedores de la globalización y reduzca las desigualdades. En definitiva, un instrumento muy útil para abordar eficazmente la inestabilidad de la demanda agregada.

Ver artículo completo en pdf