LA MUERTE DEL COMENDADOR. LIBRO 1: UNA IDEA HECHA REALIDAD

Haruki Murakami, TusQuets, Colección andanzas, Barcelona, 2018

 

Haruki Murakami es un viejo conocido de cuantos buscamos en la literatura evocaciones sobre el sentido y vicisitudes de una vida paradójica que, como en una noria, nos sitúa en lo más alto para repentinamente hacernos descender al suelo y, en ocasiones, golpearnos con su dureza.

En esta ocasión la trama gira en torno a un retratista reconocido, que tras años de convivencia con su esposa, se separa por el desamor de su mujer, a pesar de aparentemente resultar una relación calmada y sosegada. La zozobra de nuestro protagonista, un hombre sin nombre y que narra el texto en primera persona, le lleva a huir de sus recuerdos, deambulando por el país del sol naciente, hasta que un amigo le ofrece vivir en la  hermosa casa de su padre fallecido, un pintor de gran renombre, en un entorno de naturaleza exuberante.

En esa casa sin recuerdos, ni un pasado reconocido  encuentra en un desván un cuadro envuelto bajo el título de “La muerte del comendador”. Al abrirlo se presenta ante él un ayer inquietante de su antiguo morador, inaugurándose en su devenir días adornados por las bellas melodías de la ópera Don Giovanni de Mozart y por un misterioso encargo de un retrato por parte de un enigmático hombre, por una particular adolescente y, como no, por un “comendador” que le sacarán de su letargo y le trasladarán sin retorno al cobijo de los vivos.  Y la música, la música…. recorrerá su discurrir, pero también el tintineo nocturno del sonido de una campanilla que altera su cotidianeidad y le conduce al universo paralelo en el que también marchamos, recordándome la filosofía platónica de la teoría de las ideas. El mundo de las cosas sensibles, que se percibe por medio de los sentidos y el mundo inteligible que es donde habitan las ideas.

Las ideas mueven nuestra existencia, nos conducen a la luz, al tiempo que nos acercan a la oscuridad más lúgubre. Siempre nos acompañan, son fuente de inspiración y de locura. La locura de los genios y los necios, la locura de los que perdieron las riendas de su vida…. La vida, la locura… es camino al andar y urde que los que cabalgan con energía encuentren acompañantes vayan donde vayan. En su mayor parte están instaladas en sus propias mentes y les avanzan el pasado y lo qué está por venir. Eso es lo que le sucede a nuestro protagonista, que se ve amparado por recreaciones de lo andado, que nutren su espíritu de realidades sentidas. Realidades marcadas por pasiones carnales, por encuentros y desencuentros, por facturas sin pagar, que todos queremos sufragar antes de que las dudas disipen nuestro interior.

Y el arte que por doquier nos rodea, reconocible en la belleza de la naturaleza, de la música, de la pintura, de la literatura, de las relaciones humanas armoniosas y de los sentimientos puros, nos recuerda partituras sincopadas, colmadas de notas armónicas.

Por eso les recomiendo la lectura de esta obra, es profunda, bella e inquietante y les hará deslizarse por la paleta de colores de un extraordinario maestro de la literatura actual universal. No se lo pierdan,  pues el segundo de los libros nos espera con su turbadora mirada…

¡¡¡¡¡¡El mundo de las ideas, el mundo de las ideas que nos acecha irremediablemente!!!!!