LA MAESTRA DE TÍTERES

Carmen Posadas, Espasa, Madrid 2018

Carmen Posadas es una más que conocida escritora de pluma ágil y elegante, que con sus trabajos ilumina por su frescura e inmejorable conocimiento de los ambientes que recrea.

En esta ocasión se adentra en la vida de una hermosa y mediática mujer, Beatriz Calanda, cuyos excesos transitan los últimos sesenta años de nuestro país. Una mujer con un pasado oculto, aunque aparentemente todos, incluso sus propias hijas, desconozcan quién es realmente y cuáles son sus orígenes.

La alta sociedad madrileña es diseccionada en las más de cuatrocientas setenta páginas de la trama, demostrando su autora, con gran finura e ironía, haber conocido de primera mano muchos de los ambientes en los que se desenvuelve la protagonista.

Los hidalgos y familias adineradas de Madrid, las señoritas de clase alta, las familias venidas a menos…, comparten historias de esperanza, amor y desdén. El desdén por vivir como marcan las estrechas normas de una sociedad exclusiva, el querer y no poder, el poder y no querer. Y mientras tanto la fuerza de la vida, que siempre triunfa, aunque sus efectos lleven al abismo. El abismo de los que sueñan con vidas ajenas, recreándose en las mentiras de su ilusión, alentados por palmeros que les aplauden hasta la extenuación y dejan de hacerlo cuando se sienten mínimamente concernidos por el roce del filo de la navaja.

Así es esta ficción, muestra el mundo de las apariencias, pero también el de las pasiones y el de los sentimientos puros, aquellos que nos elevan y nos hacen felices, aún a sabiendas de los abandonos y pesadumbres que siempre acechan. Y bajo estas condiciones, navegando entre las luces y sombras que nos conciernen es cuando en esta interesante intriga, tupida por personajes multicolores, participamos de la plenitud, a pesar de los contratiempos por los habitualmente navegamos y que se hacen visibles entre la paleta de personajes de La maestra de títeres.

Finalizo estas líneas reconociendo a los figuradamente sabios en el manejo de vidas ajenas, esta novela así lo pondera, aunque tengo mis dudas sobre si realmente lo son o no son más que títeres de sus mentiras. Les animo a sumergirse en las vidas de muñecos de trapo heridos por el mero perdurar…