LA HORA DE UN NUEVO PACTO DE TOLEDO

Con la Reforma de las Pensiones del 2013 el P.P. entró en una senda de unilateralidad muy peligrosa para el sistema público de pensiones basado en la solidaridad intergeneracional, intersectorial e interterritorial, y que afecta no solamente a los más de 10 millones de pensionistas presentes, sino también a los 18 millones y medio de personas que trabajan en estos momentos y a todas las que se vayan incorporando al mercado de trabajo en un futuro. El Gobierno del PP no tuvo en cuenta ni las opiniones del resto de los grupos políticos en el seno del Pacto de Toledo, ni tampoco practicó el diálogo social.

De nada sirvió durante los últimos años que algunos grupos de la oposición encabezados por el PSOE se hayan manifestado en contra de aquella Reforma, de la ridícula subida del 0,25% de las pensiones y de la amenaza de la entrada en vigor el día 1 de enero de 2019 del factor de “sostenibilidad”.

Ver artículo completo en pdf