LA CONSTRUCCIÓN SOCIAL DE LA IRRESPONSABILIDAD POLÍTICA

El conflicto de Cataluña es un ejemplo notorio de cómo se ha ido construyendo, poco a poco y a lo largo del tiempo, un relato que llevaba a avanzar por una senda de irresponsabilidad política, que ahora puede desembocar en un destino fatal.

Al margen de lo que cada uno piense sobre las virtudes y defectos de la Constitución de 1978, y su lógico carácter perfeccionable (no hay nada que no pueda perfeccionarse), lo cierto es que en la práctica social y política aplicada por determinadas fuerzas políticas en los últimos años se puede ver perfectamente un itinerario específico a través del que se han ido poniendo las piezas y fundamentos de un planteamiento final colisivo bastante irresponsable. Aunque no se sabe si aun estamos a tiempo de revertirlo.

Ver artículo completo en pdf