ESTADO SOCIAL

iglesias171215

Quedan pocos días para que los españoles vayan a votar y todavía hay un gran número de personas que están indecisas. Tras una campaña electoral muy intensa, con muchos debates que hay que regular por ley, y con un protagonismo en ocasiones excesivo de algunos periodistas de medios de comunicación, que más que informar parecen hinchas, puede afirmarse que una de las conclusiones de la campaña es la victoria de los planteamientos socialdemócratas, ya que la mayoría de los partidos políticos que se presentan, sean de derechas o populistas, han intentado, con mayor o menor éxito, disfrazar sus postulados ideológicos con propuestas socialdemócratas más del agrado de los electores, para intentar arañar votos al Partido Socialista.

El resultado, el próximo domingo, cuando se verá si el cambio que querían los españoles es una realidad o se ha visto frustrado por una gran fragmentación en un Parlamento con mayoría de representantes de centro/derecha. Cuando se verá si el PSOE ha sido capaz de aglutinar los deseos de cambio de la sociedad española.

Como todavía estamos en tiempo de juego, es preciso incidir en que es mejor lo auténtico que las copias con ocasión de una campaña electoral. Por ese motivo, y como es sabido que la mayoría de los ciudadanos nosuelen leerse los programas electorales, quiero pararme a analizar lo que significa para España el Estado Social que plantea el PSOE, y que otros partidos pretenden copiar en sus declaraciones, para después hacer lo contrario si gobiernan como ya ocurrió hace cuatro años con el PP.

Para el PSOE, la mejor forma de garantizar el progreso social, económico y político de nuestra sociedad es sostener un sistema de protección social que contribuya acorregir las fracturas sociales, garantice la igualdad de oportunidades y promueva un crecimiento económico justo que sustente a una amplia clase media trabajadora. Y lo hace, a través de la construcción de un Estado del Bienestar que universaliza la sanidad, la educación, las pensiones, la protección por desempleo, la lucha contra la pobreza, la atención a la ciudadanía en situación de dependencia, de la igualdad de género y de apoyo a las familias.

Pero hay problemas que la crisis ha agravado en ocasiones, y en otras ha visualizado. La inacabada construcción del Estado de Bienestar durante los años de bonanza económica, su falta de modernización y la estrangulación de la financiación del sistema de protección durante la etapa de Gobierno del PP han provocado dualización social, aumento de la desigualdad y la pobreza y han puesto en evidencia la necesidad de un mecanismo que garantice unos ingresos mínimos en caso de exclusión económica.

Ante esta realidad, y en un momento histórico para la sociedad española como este, el PSOE, desde la experiencia de la construcción del Estado de Bienestar en España, plantea 10 propuestas para responder a los retos a los que nos enfrentamos:

  1. Luchar por el bienestar de la ciudadanía en general y,especialmente, por el bienestar de la juventud, proporcionando oportunidades. Para ello, se elaborará un informe de impacto social previo a toda nueva planificación o legislación que se pretenda aprobar.
  2. Desarrollar un sistema público de garantía de ingresos mínimos vitales, que ofrezca recursos a las familias que estén en situación de especial vulnerabilidad y/o en riesgo de exclusión social.
  3. Erradicar la pobreza infantil, incidiendo aún más en la pobreza infantil severa, y poniendo todos los mecanismos para garantizar la igualdad de oportunidades desde las primeras etapas de la vida.
  4. Poner en marcha medidas por y para el bienestar social de las familias.
  5. Promover una cultura de corresponsabilidad e igualdad de género en el ámbito del hogar.
  6. Conseguir que los colegios, las universidades o los centros sanitarios públicos sean la primera opción que toda la ciudadanía se plantee a la hora de responder a sus necesidades, porque sepa que en ellos encontrará los mejores servicios en términos de calidad y justicia social.
  7. Recuperar el modelo de Sistema Nacional de Salud de acceso universal y de alta calidad para las necesidades del conjunto de la sociedad.
  8. Reforzar y completar el desarrollo del sistema de servicios sociales mediante un nuevo pacto social con la ciudadanía y el conjunto de las Administraciones que garantice la cobertura universal de las prestaciones básicas del sistema público.
  9. Absoluta prioridad a la sostenibilidad del Estado de Bienestar, tanto desde un punto de vista político, como social y financiero.
  10. Reforzar la capacidad de las Administraciones para potenciar la evaluación de impacto de los programas sociales y su rediseño, y apostar por la planificación conjunta entre las Administraciones responsables de las políticas sociales, incluyendo la debida formación de sus profesionales y trabajadores.

Esta es una propuesta decisiva, seria y estudiada para el bienestar de los españoles durante las próximas generaciones. Por ese motivo, el resto de formaciones políticas ha pretendido, durante la campaña electoral, que haya mucho ruido para que los ciudadanos no se paren a comparar las distintas opciones, y se dejen arrastrar por escenografías y declaraciones vacías. El PSOE quiere garantizar la igualdad de derechos de todos los españoles vivan donde vivan. El ciudadano que quiera lo mismo, ya sabe lo que tiene que hacer, a pesar del fuerte ruido de los cantos de sirena.