EL MADRID DEL PP Y LA CORRUPCIÓN

Indigna levantarse un día sí y otro también con casos de corrupción en personas que tendrían que destacar por su integridad, en lugar de comportarse como corsarios, que nunca se sacian, con lo que es de todos los ciudadanos. Parece evidente que roban, pero lo más trágico es que ese comportamiento ha ido acompañado de mucho sufrimiento para millones de ciudadanos que necesitaban ayuda con la crisis. Y lo que recibieron fueron insultos, porque según estos personajes, ahora detenidos, “vivían por encima de sus posibilidades”, mientras sin ningún pudor y humanidad esos gobernantes se llenaban los bolsillos, mientras que realizaban recortes draconianos de derechos y de servicios públicos.

Todo parece corrompido y corrupto. Pero en estos momentos hay que levantar la voz y decir que no. Un no rotundo, desde la pasión y la razón que dan los hechos. En este caso, desde la pasión y la razón de haber denunciado, como cargo público del Partido Socialista, junto con mis compañeras y compañeros, durante largos años esas corruptelas sin que nadie hiciera caso. Sin que tuviera reflejo en los medios de comunicación. Y sin que nadie de los que tenía que investigar investigara.

Una buena pregunta es: ¿qué ocurría entonces? ¿Por qué tanto silencio ante tanta evidencia?

Hoy hemos asistido a otro capítulo, que no será el último, de la trama de corrupción institucionalizada del PP en la Comunidad de Madrid durante largos, larguísimos años. Como señalan los titulares de prensa, “Ignacio González, detenido en la operación contra la corrupción en el Canal de Isabel II de Madrid. La Guardia Civil ha detenido a 12 personas y registrado domicilios particulares y sedes de empresas ligados a los principales implicados”.

En estos momentos, se pueden decir muchas cosas. Pero solo pretendo decir que hubo gente, algunos hombres y mujeres buenas, que lucharon contra esa corrupción y les costó caro en lo personal y lo profesional. Mayoritariamente eran del PSOE de Madrid, pero no solo ellos y no todos ellos.

Para verificar estas afirmaciones se puede ir a la hemeroteca. En este caso, voy a reproducir algunos fragmentos de artículos publicados en Sistema Digital, que demuestran cómo algunos denunciaron y otros callaron. ¿Ellos sabrán por qué?

  • LAS MENTIRAS DE ESPERANZA AGUIRRE SOBRE LA CORRUPCIÓN. 30/10/2014. Sistema Digital. “La principal medida para mejorar la calidad de la democracia en esta Comunidad es tener un gobierno decente, que hoy no tenemos. Frente a eso, los madrileños quieren políticos honrados. Y no quieren un gobierno del PP con corruptos y encubridores, que les quitan su dinero y sus derechos”. De esta manera, comenzaba una de las intervenciones que durante los últimos años he realizado en la Asamblea de Madrid como diputado socialista. Y la traigo a colación para poner en evidencia una de las falsedades que Esperanza Aguirre siempre utiliza cuando salta a la opinión pública un nuevo escándalo de corrupción que le afecta: ella nunca es responsable, ella nunca sabe nada.

La cosa viene de lejos, desde el mismo momento de su acceso al poder en 2003, y se ha ido pudriendo e institucionalizando con el tiempo. En este momento resulta interesante releer artículos publicados hace años en la revista Temas como:

“La corrupción en las Administraciones locales”, donde se podía leer que “la política definida como del “todo urbanizable”, modelo impulsado por el PP, “…ha tenido y tiene muy negativas consecuencias, al conformar un modelo urbanístico irracional, que posibilita más corrupción…”.

“Falsa democracia, de espías y ladrones”, donde se señalaba que “en el caso del espionaje en Madrid se han vulnerado derechos y se debe aclarar qué personas han hecho estos seguimientos, quiénes los encargaron, quiénes les pagaron, de dónde salió ese dinero, para qué querían esas informaciones y qué pretendían con ellas”.

“El PP en el caso Gürtel: silencio vergonzante versus responsabilidades políticas y dimisión”, donde escribía que “Esperanza Aguirre es responsable de la magnitud y gravedad de los hechos que comporta la trama Gürtel en Madrid, donde es sinónimo de una corrupción transversal que afecta a toda la acción del Gobierno Autonómico y debería asumir su responsabilidad política”.

  • ESPERANZA AGUIRRE Y SU MOCHILA DE CORRUPTOS, MENTIRAS Y ENGAÑOS. 6/11/2014. Sistema Digital. “Sí, silencios, para tapar la corrupción hasta que estalla en los medios de comunicación y los tribunales. Silencio para defender a los miembros de su Gobierno que están en los tribunales acusados de corrupción. Silencio para defender a los 69 imputados del PP en el caso Gürtell ocultando información a la justicia. Silencios y actuaciones encaminadas a ocultar todos los casos de corrupción.

Es cierto que las personas pueden cambiar. Y si ahora considera que hay que acabar con la corrupción y practicar la máxima transparencia para conseguirlo, sea bienvenida. Pero antes debe asumir su responsabilidad y explicar algunas cuestiones:

¿Por qué ha blindado e insonorizado la Asamblea de Madrid para que los grupos políticos de la oposición no puedan controlar la actuación de su gobierno en estos años ante los números escándalos de corrupción?

¿Por qué se ha impedido que su vicepresidente y hoy presidente de la Comunidad de Madrid explique en ese Parlamento el escándalo de su ático en Marbella?

¿Por qué se ha impedido la comparecencia del actual Consejero de Presidencia del PP para que explique porque los del Gürtel le llamaban “su mediador en la Comunidad de Madrid?”

  • MADRID, ÚLTIMA EN TRANSPARENCIA Y PRIMERA EN CORRUPCIÓN. 20/11/2014. Sistema Digital. “La falta de transparencia y la corrupción, son dos factores interrelacionados en España y en la Comunidad de Madrid, que alejan a los ciudadanos de la política, y por tanto, de la decisión sobre sus vidas…En Madrid, esta situación es más grave si cabe, porque los distintos gobiernos regionales del PP han sofisticado el engranaje de opacidad. Si la falta de trasparencia propicia la corrupción, aquí se ha dado un paso más y la opacidad se generaliza para ampliar de manera deliberada la posibilidad de realizar corruptelas y, al mismo tiempo, impedir que la oposición en la Asamblea de Madrid y los ciudadanos puedan controlar la labor del Gobierno.”

Se podrían recordar más artículos e iniciativas para destapar y acabar con esa corrupción institucionalizada de los gobiernos del PP en Madrid. Pero hay que mirar a un presente y un futuro donde se acabe con la corrupción y aumente la rendición de cuentas y la transparencia.

La pregunta clave es: ¿qué va hacer Ciudadanos? ¿Va a tapar al PP o va a oxigenar las instituciones madrileñas con su voto? Veremos, pero de ello va a depender mucho de su futuro en la región.

Mientras tanto, la Presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, viene a recordar a Esperanza Aguirre con sus declaraciones cuando estallaron otros escándalos de corrupción. Viene a decir que fue ella quien lo destapó todo y va a colaborar para que se investigue.

Ya no cuela. Los madrileños quieren gobiernos decentes y tarde o temprano los tendrán.