EL CONTENCIOSO CATALÁN COMO ASUNTO EUROPEO

Con harta frecuencia, determinadas cuestiones políticas son calificadas como “asuntos de Estado”, para subrayar su especial relieve y su carácter crucial. De hecho, esta expresión se ha usado bastantes veces a lo largo de la historia para referirse a cuestiones o sucesos que tenían lugar en Cataluña. Algo que también ha sucedido durante las últimas semanas.

Pero, lo cierto es que ahora estamos ante un asunto aún mucho más serio y delicado, ya que se trata no solo una “cuestión de Estado” –de un Estado−, sino de un “asunto de Europa”, que transciende lo que pueda pensarse, o desearse, a nivel local o nacional, y que nos emplaza ante el complejo tema de las fronteras europeas, sus cambios –y los efectos de estos (a veces horribles)− y la misma funcionalidad de la arquitectura europea en su proyección futura.

Ver más