EL 21,8% DE LOS ESPAÑOLES VIVE POR DEBAJO DEL UMBRAL DE POBREZA

El número de pobres en España crece por el desempleo y los bajos ingresos. El recorte en un 4,4% de los ingresos medios de los hogares en 2010 incrementan el número de personas con pocos recursos y crece el porcentaje de españoles que vive por debajo de la línea de pobreza, que llega hasta el 21,8%.

Es el dato provisional de la Encuesta de Condiciones de Vida 2011, publicado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que considera pobre a aquel que vive con ingresos inferiores al 60% de la mediana. Hay menos dinero en casa de los españoles. El ingreso medio anual por hogar lleva dos años bajando, el correspondiente al último ejercicio cerrado (2010) quedó en 24.890 euros, un descenso del 4,4% respecto a la última encuesta, y la media por persona bajó hasta los 9.371 euros, un 3,8% menos.

Ya hay, además, 545.300 hogares en los que nadie recibe ningún ingreso, casi 100.000 más que hace un año, y el colchón de ahorro para pasar este trance empieza a agotarse. La tasa de ahorro de los hogares bajó al 12,8% en junio, frente al 20% en que estaba situada en 2009, la fase más dura de la recesión. Así, casi el 36% de las familias no puede hacer frente a un imprevisto.

Aunque este estudio no detalla los datos por colectivos, uno de los más afectados por la pobreza son las personas con discapacidad, ya que como han demostrado diferentes estudios publicados recientemente existe una relación recíproca entre discapacidad y pobreza y ambas se retroalimentan.