ECONOMÍA: ESTANCAMIENTO Y FRUSTRACIÓN SECULAR

moscoso_T257

Un año después del penúltimo salvamento de la eurozona por Mario Draghi y el Banco Central Europeo (BCE) con la puesta en marcha del plan de compra de activos –quantitative easing (QE)–, 720.000 millones de euros de liquidez inyectada en un año, las dudas sobre el crecimiento y el miedo a la deflación siguen con nosotros.

En la Unión Europea los consumidores dudan, la inversión no repunta como en otras recuperaciones, el crecimiento flaquea y los mercados languidecen mientras caen los indicadores de confianza.

Ver artículo completo en pdf