CUANDO SE JURIDIFICAN LOS CONFLICTOS SE FINALIZA CON UNA SENTENCIA

Ante el espectáculo de convertir en este momento el PSOE en una batalla jurídica, permítanme que en nombre de los ciudadanos acongojados publique el fallo de mi sentencia.

FALLO

En atención a todo lo sucedido, este Tribunal, POR EL DESAMPARO QUE LE HAN CREADO Y QUE LE CONFIERE SU DERECHO A PATALEAR,

Ha decidido

Otorgar parcialmente el amparo solicitado por los recurrentes Susana Díaz Pacheco, Javier Fernandez Fernandez, Emiliano García-Page, Guillermo Fernandez Vara, Felipe González Márquez y otros, y

Otorgar también parcialmente el amparo solicitado por Pedro Sanchez Pérez-Castejón, Oscar López, Antonio Hernando y otros.

Y en consecuencia

1º Reconocer el derecho a ambos a dirimir sus controversias haciendo solo uso del diálogo, la negociación y el voto, siguiendo los procedimientos de que ambos se han dotado y que nunca han cuestionado.

2º Declarar la inutilidad de las actitudes y comportamientos llevados a cabo por ambas partes para conseguir el objetivo de alcanzar una mayoría socialista para el Gobierno de España que se supone es su misión. En relación con esto hacerles responsables de la marginalidad electoral a la que han condenado al hasta ahora denominado Partido Socialista Obrero Español y a que gobierne permanente la derecha.

3° Declarar a ambas partes culpables de la desazón, tristeza y congoja creadas en los militantes y los votantes socialistas que no entienden que forzosamente tengan que tomar postura por unos u otros cuando ellos lo que querían es que el PSOE evitara un nuevo Gobierno de la derecha y además que les ofrecieran un proyecto de cambio y transformación del país después de la angustia que siguen viviendo por motivo de las medidas adoptadas por la derecha para luchar contra la crisis económica.

4° Estimar que ninguna de las dos partes está legitimada para hacer uso y disponer del nombre de Partido Socialista Obrero Español al no haber considerado que con su actitud despilfarraban la memoria histórica de una organización centenaria que por defenderla, a ella y a las ideas que porta, han dejado su vida muchos socialistas.

5° Estimar que si el PSOE ha sido superado ampliamente por Podemos en votos y en escaños en Comunidades Autónomas, Municipios y en el Estado, ha sido consecuencia de haber perdido su capacidad de ilusionar a los ciudadanos teniendo un proyecto de país regenerador, creíble y realizable. Asimismo de vivir unos y otros ensimismados en sus glorias del pasado sin ser conscientes de que el mundo ha cambiado y ya no valen ni las recetas ni las actitudes de las políticas anteriores. Asimismo ser incapaces de haberse dotado de un modelo de funcionamiento orgánico y debate público acorde con las nuevas realidades sociales, políticas y culturales. Convirtiéndose cada vez más en una confederación de partidos ayuna de un proyecto de país, renunciando a vertebrar la pluralidad española y convirtiendo su política en una colección de eslóganes que son fines en sí mismo.

6° Estimar que el PSOE ha venido prescindiendo de una relación sana y abierta con la sociedad, alejándose del mundo profesional, del pensamiento, del mundo sindical y aquellos lugares que hubieran sido inputs imprescindibles para hacer mayoritario y autónomo su proyecto político.

7° Que ha vivido subordinado a los intereses mediáticos sin ser capaces sus dirigentes, presentes y pasados, de mantener una equidistancia de dichos intereses y no sabiendo tener una política de comunicación como corresponde a un partido de Gobierno tanto en el Estado como en las CCAA.

8º Desestimar el recurso en todo lo demás, pues el daño realizado será muy difícil de enmendar aunque en este momento no sean conscientes de ello.

Publíquese esta Sentencia y manténgase en la memoria de los dirigentes socialistas irreflexivos que nunca pasaran a la historia.

Advertirles que todos son transcendentes y lo único que permanece son los valores.

NB Joaquín Costa le dijo a Francisco Giner de los Ríos que España necesitaba un líder. El pedagogo malagueño le respondió que lo que España necesitaba era un Pueblo. En el siglo transcurrido desde entonces la carencia sigue siendo la misma, pues de un Pueblo emergen liderazgos responsables.