COMBATIR EL YIHADISMO REQUIERE REFORZAR LA INTELIGENCIA Y EL RIGOR

frutos231115

En apenas unos días todos hemos recibido un curso acelerado sobre Yihadismo. Las televisiones y los diarios nos han trasladado la opinión de decenas de expertos en el tema; los comentaristas de las tertulias elevaron sus conclusiones sobre el asunto, de provisionales a definitivas. Los políticos, en campaña en España, nos han vertido a los ciudadanos un buen ramillete de soluciones posibles. Los líderes mundiales, con más o con menos cautela, parecen haber trazado sus estrategias de futuro, y el resto se han venido sumando a lo manifestado por ellos.

Hemos oído mensajes de tranquilidad a la población a la par que se han activado todos los dispositivos de seguridad pública y privada e incluso a las Fuerzas Armadas. Hay que continuar la vida ciudadana con normalidad, pero sacamos el Ejército a las calles y paralizamos un país, como en Bélgica.

No voy a poner nada en cuestión, es lo que toca. Sí que hay que hacer una advertencia: dentro de unos meses, si no se produce un nuevo ataque en Occidente o a ciudadanos occidentales en cualquier parte del mundo (verbigracia Mali), este problema bajará varios estantes en nuestro nivel de preocupación, en el de los políticos y en el de los ciudadanos, hasta que un nuevo zarpazo vuelva a traernos a la realidad. De vez en cuando nos irán recordando que están ahí con muestras de su capacidad de generar terror. Ellos no tienen prisa y nosotros estamos a nuestras cosas.

En esta guerra desigual es complejo saber qué hacer y cómo. Déjenme que les haga pensar sobre dos históricas frases en el acervo comunicacional de los terroristas yihadistas. La primera de Sayed Kutb, gran ideólogo de los hermanos musulmanes egipcios fusilado por Nasser en 1966, que vino a decir que cada musulmán podía hacer una yihad individual, lo cual estigmatiza a todos los ciudadanos musulmanes a su pesar; y la segunda, de Omar Bin Bakri, dirigente sirio de diferentes grupos islamistas radicales que dijo lapidariamente: “Usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia”.

Unos datos importantes a conocer. Desde los atentados del 11-S se puso en marcha en el seno de la UE la elaboración de una Estrategia de Seguridad Nacional Europea (EES) [1] así como en los Estados miembros[2]. La EES fue aprobada en diciembre de 2003, revisada en 2008 y nuevamente reformada en 2013. En junio de 2014, la Comisión informó al Parlamento sobre su aplicación en el periodo 2010-2014. Estos documentos merecen ser leídos[3] para comprobar que reiteradamente se sigue discutiendo sobre lo mismo. En el mes de marzo de este mismo año la Alta Representante Mogherini volvió a manifestar las mismas amenazas, propósitos y líneas de acción en su informe al Parlamento[4].En el mismo sentido, hay que decir, que desde 2002 ya existe y trabaja el SITCEN (Centro Conjunto de Situación Para el Análisis de La Inteligencia).Este organismo está formado por expertos de los servicios de inteligencia de la UE, que coordinan la información y actúan conjuntamente.

En definitiva, cuando el terrorista advertía que utilizarían nuestra ansiada democracia para terminar con nosotros, sabía lo que decía, pues la democracia también es, sobre todo en Europa, lentitud en su funcionamiento, en la ejecución de sus políticas. Es dar vueltas al torno sin fin. Por otro lado, avanzar en la lucha es no retroceder en nuestro sistema de libertades, pero también es ser más inteligente que el enemigo. La libertad de información y expresión constituye un pilar básico del sistema pero no estaría de más incorporar al “Pacto contra el Yihadismo” a los medios de comunicación y moderar la profusión de opiniones y propuestas que terminan llegando al ciudadano agravando, su ya de por sí, lógica incertidumbre.

También sería bueno incluir en “el Pacto” el compromiso de no mostrarse como única alternativa al problema, por no ser cierto y por ser una palmaria llamada haciendo pensar a los que combatimos que solo la democracia funciona bajo determinadas condiciones.

[1] https://www.consilium.europa.eu/uedocs/cmsUpload/031208ESSIIES.pdf

[2] En España aprobada en 2011 y revisada en 2013 http://www.lamoncloa.gob.es/documents/seguridad_1406connavegacionfinalaccesiblebpdf.pdf

[3] http://www.europarl.europa.eu/meetdocs/2014_2019/documents/com/com_com(2014)0365_/com_com(2014)0365_es.pdf

[4] http://www.europarl.europa.eu/sides/getDoc.do?pubRef=-//EP//TEXT+REPORT+A8-2015-0039+0+DOC+XML+V0//ES