CAFÉ SOCIETY

Dirección y guión: Woody Allen. País: Estados Unidos. Año: 2016. Género: drama, romance, comedia. Reparto: Jesse Eisenberg, Kristen Stewart, Blake Lively, Steve Carell, Parker Posey, Corey Stoll, Ken Stott, Anna Camp, Stephen Kunken, Sari Lennik.

Woody Allen presenta en su última película, Café Society, una historia coral de enredo amoroso desarrollada en el fastuoso Hollywood de los años 30.

He leído algunas de las críticas que se le hacen a esta película, describiéndola como un film menor de Allen y no comparto del todo este diagnóstico. Es cierto que no es la mejor película de este excéntrico director, pero a mi juicio es una buena película, que recupera el pulso de las historias clásicas del autor. En esta película se habla de sentimientos, de la importancia que tiene ser fieles y honestos con nosotros mismos para elegir lo que más valoramos en la vida y si eso tiene repercusión en nuestra felicidad. Allen vuelve a hacer terapia con este film y creo que en cierta forma intenta justificar su propia vida, sus propias elecciones vitales, esas que se han centrado en colocar sus sentimientos amorosos por delante de cualquier otro convencionalismo social. De qué sirve alcanzar la fama y la fortuna si no compartimos todo lo alcanzado con la persona que mueve nuestro corazón.

Y como no, en esta película Allen también analiza el peso de la religión, en este caso judía (como en todas sus películas) en la conformación del carácter de las personas, aunque en este film lo hace de forma bastante irónica.

Café Society es una película que mantiene muy buen ritmo narrativo y los actores están muy bien elegidos para el personaje que encarnan, son creíbles y hacen unas interpretaciones muy buenas. También me ha gustado la crítica socarrona que hace del mundillo hollyboodiense y la puesta en escena de lo que significaron los años 30 en Estados Unidos, con el poder de la mafia y la corrupción en ascenso, por un lado, y por el otro la importancia del dinero, la fama y la posición social como principales valores de la sociedad americana de la época.

En definitiva, Café Society es una película amable, que se deja ver, con buen ritmo, bien dirigida, con una historia bien tramada y buenas interpretaciones.