13.291.274 PERSONAS ESTÁN DECIDIENDO AHORA A QUIÉN VOTAN

El 41,6 por ciento de las personas que piensan votar el 28 de abril, es decir, 13.291.274 ciudadanos, aún no han decidido a qué partido hacerlo, cuando quedan solo dos semanas para la celebración de las Elecciones Generales. Esta situación da a la campaña electoral una gran relevancia, porque depende de cómo desarrollen las diferentes fuerzas políticas su actuación, a lo largo de estos quince días, y como sea percibida por la población, va a depender no tanto quien gane, que parece que será el PSOE, sino quien será el presidente del gobierno y en qué condiciones lo será.

Ante esta realidad es bueno que los ciudadanos que tienen pensado votar al PSOE o sienten simpatía por él no olviden,k que con la fragmentación política existente en estos momentos en España, ya no vale con ganar las elecciones para llegar a la Moncloa, sino que es preciso tener una mayoría suficiente en el Congreso -y cuánto mayor mejor- para que un candidato pueda ser investido presidente. De ahí, que la clave del PSOE en esta campaña es seguir movilizando voto.

Vivimos en una campaña permanente. Y recordando lo que decía el malogrado Juanito, jugador del Real Madrid, refiriéndose a lo largo que se les hacía a los equipos los noventa minutos de juego en el Santiago Bernabéu, para que esta campaña electoral tan decisiva no se haga eterna e imprevisible, hay que salir a presionar en todo el campo y rematar las elecciones. Porque ya se sabe, que si sales a mantener el resultado, en ocasiones, se producen algunos sustos, como el ocurrido en Andalucía recientemente.

En este sentido, si se dejan de lado las críticas interesadas a la mejor y mayor encuesta que se realiza en España, que es la que hace el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), y se abandona la premura del primer titular de reparto de posibles escaños, se puede hacer una radiografía de los votantes que aún no han decidido a quien votar:

  • Más mujeres que hombres. Concretamente, un 45 por ciento de las mujeres que piensan ir a votar, aún no han decidido porque formación política hacerlo. Mientras, este porcentaje baja en los hombres hasta el 38 por ciento. ¿Será este el motivo por el que el PP está escondiendo su oposición a las políticas de igualdad entre hombres y mujeres? ¿Será este el motivo por el que en su programa electoral no hay ni una sola palabra sobre el aborto, aunque tienen claro que harán si llegan al poder?
  • Los jóvenes son los más indecisos, pero no los únicos. Las dos franjas de edad más jóvenes son las que presentan porcentajes mayores de indecisión. Entre los 18-24 años, un 56,6 por ciento aún no han decidido que papeleta coger en el colegio electoral. Pero además, es significativo, que muchos de ellos tienen dudas entre votar al PSOE o Unidas Podemos. Entre los 25 y 34 años, el porcentaje llega al 49,1 por ciento y mayoritariamente dudan entre votar a PSOE o Unidas Podemos por una parte, o PSOE/Ciudadanos, por otra.

Entre los 35-44 años, un 44 por ciento no han decidido aún, y la duda está entre PP o Ciudadanos, entre PSOE o Unidas Podemos y entre PSOE o Ciudadanos, en este orden. Entre los 45-54 años, dudan un 40,2 por ciento. Y éstas se centran entre PP/Ciudadanos, PSOE/Unidas Podemos, PSOE/Ciudadanos.

Entre 55-64 años, está por decidir su voto un 39,3 por ciento. Y las preferencias son entre PP o Ciudadanos, PSOE o Ciudadanos y PSOE o Unidas Podemos. Por último, entre las personas mayores de 65 años, el 34 por ciento está pensando a quien votar entre PP o Ciudadanos, PSOE o Ciudadanos, y PSOE o Unidas Podemos.

  • Más dudas en municipios de 2.001 a 400.000. No se han decidido un 44,6 por ciento de los votantes en municipios entre 2.001-10.000 habitantes; un 43,2 por ciento, en poblaciones de 10.001-50.000 habitantes; un 42,5 por ciento, en ciudades de 50.001-100.000 habitantes; un 41,8 por ciento, en urbes de 100.001-400.000 habitantes. Y no llegan al 40 por ciento en pequeños municipios y ciudades de más de 400.000 habitantes. Un 38,9 por ciento en los primeros, y un 37, 7 en ciudades de hasta un millón de habitantes y un 36,9 por ciento en ciudades de más de un millón.
  • De los grandes partidos, los votantes de Ciudadanos, Unidas Podemos y PP, son los que en mayor porcentaje no han decidido su voto. Anteriores votantes de Ciudadanos, un 49,3 por ciento; de Unidas Podemos, un 37,8 por ciento; y PP, un 37,2 por ciento. ¿Podrá explicar esto la crispación creciente que están provocando fundamentalmente los candidatos de la derecha? En sentido contrario, los votantes del PSOE tienen decidido a quien votar en un 68,5 por ciento.
  • Por ubicación ideológica, siendo 1 izquierda y 10 derecha, en la derecha se produce la mayor indecisión sobre a quién votar. Se puede destacar que las personas que se sitúan entre el 5, 6 y 7 son las que más dudan, con valores del 52,2 por ciento, el 46,8 por ciento y el 42,4 por ciento, respectivamente. Y al mismo tiempo, los que se sitúan más en el extremo, 9 y 10, son los que menos dudan con un 31,1 por ciento y un 23 por ciento. ¿Podrá explicar esto un mayor porcentaje de voto para Vox, más allá de lo que dicen directamente los ciudadanos cuando se les pregunta a quien votarán?

En quince días se sabrá. Pero de momento, los datos señalan que mujeres, jóvenes, votantes de municipios de entre 2.001 y 400.000 habitantes, anteriores votantes de Ciudadanos, Unidas Podemos y PP, y personas que se sitúan ideológicamente en la derecha, son las que muestran más dudas a la hora de decidir a quién votar.

¿Qué significa esto? Que el PSOE va con ventaja, pero no puede aflojar porque 13.291.274 personas están todavía decidiendo a quién votar. Es decir, la elecciones están abiertas.